El servicio de cerveza envasada en barril según Hijos de Rivera

El servicio recomendado para las cervezas de Hijos de Rivera es un servicio denominado en dos tiempos. Dos tiempos con dos objetivos independientes.  

Primer tiempo 

Objetivo: llenar el vaso o copa en sus tres cuartas partes intentando producir la mínima espuma posible. 

La Preparación: Se usa el mojacopas. Así se atempera el recipiente y se crea una fina capa de agua que permite que la cerveza se deslice con suavidad, sin generar espuma. Este enjuagado permite también la eliminación de minúsculos restos de detergente o polvo. 

El Descarte: Dejamos que el primer golpe de espuma (presente siempre en el caño del grifo) caiga sobre la bandeja (nunca en la copa). 

La Inclinación: Se inclina la copa 45 grados para que la cerveza deslice por el interior de las paredes, sin que se forme espuma. El grifo nunca debe tocar ni a la copa ni a la cerveza. 

La Precisión: A medida que la copa se va llenando, se va llevando a la posición vertical. Cuando la cerveza alcance las tres cuartas partes de la copa se cierra el grifo de un solo golpe. 

Bloque vídeo

Segundo tiempo 

El objetivo es terminar el servicio creando una corona de 3 cm de espuma cremosa y compacta, presentando la caña al consumidor. 

La Coronación: El grifo (de corte horizontal) se abre un cuarto de su recorrido, lo que producirá un fino y denso hilo de una espuma de burbuja muy pequeña (y por tanto con una consistencia cremosa) hasta que la espuma llegue al borde del vaso. Se cierra de nuevo de un solo golpe. 

La Presentación: Se presenta la copa con la marca orientada hacia el cliente y sobre un posavasos. 

Si el servicio se ha llevado a cabo correctamente se obtendrá un giste (espuma) de consistencia cremosa y de una densidad suficiente para evitar que escape el CO2 de la cerveza directamente, creando una nebulosa de CO2 debajo de la crema. 

Bloque vídeo