Escuela británica e irlandesa

Factores económicos, agrícolas y políticos llevaron al desarrollo de estilos de cerveza únicos en Inglaterra, Irlanda y Escocia.

Estos estilos llegaron a algunos de los primeros cerveceros artesanales norteamericanos, convirtiéndolos en los precursores de varios estilos que hoy en día son populares en EEUU.

Las familias de ales británicas e irlandesas tienden a seguir una receta básica elaborada con diferentes volúmenes de alcohol

Estilos más populares

Pale Ale

Es un estilo de cervezas Ale (alta fermentación).

Historia:

Su nacimiento está ligado a la ciudad ingles de Burton-on-Trent y a las características de sus aguas.

Materias primas:

Un agua rica en yeso es imprescindible en la elaboración de estas cervezas.

El uso de lúpulos estilo inglés imparte un carácter sutilmente terroso en aroma y paladar.

Perfil sensorial:

Clásica cerveza “de sesión”. Puede consumirse en grandes cantidades debido a su baja graduación alcohólica.

Generalmente de color dorado a ámbar y con presencia de lúpulos, aunque no tanto como las India Pale Ales modernas.

Una receta básica elaborado con varias graduaciones: Ordinary Bitter, Best Bitter y Strong Bitter

Volumen de alcohol:

De 3,2 a 6,2 % vol.

Ejemplos comerciales:

Fuller´s London Pride, Marstons´s Pedigree

Irish Stout

Es un estilo de cervezas Ale (alta fermentación).

Historia:

Derivan de un estilo de cervezas inglesas denominadas Porter. En 1759, Arthur Guinness funda en Dublín la fábrica donde nacerán las Irish Stout.

Materias primas:

El uso de maltas oscuras es clave en este estilo.

Perfil sensorial:

Tienen un sabor tostado que recuerda al café. El estilo es comúnmente bajo en carbonatación. Generalmente se sirve de manera “nitrogenada

Volumen de alcohol:

De 4 a 4,5 % vol.

Ejemplos comerciales:

O´Hara´s Irish Stout, Guinness Irish Stout.