Imperio griego y romano

Desde la civilización egipcia se extendió el consumo de cerveza a Grecia y Roma. Independientemente de este camino, la cerveza ya había llegado a Europa como consecuencia de las migraciones de los pueblos procedentes del oriente medio.

La civilización griega y romana la consideras una bebida “plebeya”, siendo la cultura del vino la predominante. Aun así, Hipócrates, alrededor del año 700 a.C., le otorga a la cerveza atributos medicinales mencionando incluso un cierto poder tranquilizante.

En Roma llamaban a la cerveza “cervicia” o “cerevicia” en honor a la diosa latina Ceres (diosa de la tierra y de la fecundidad.

Son los pueblos centroeuropeos, muchos bajo el dominio romano, los que consideran a la cerveza como la mejor de las bebidas.