La conservación de la instalación de cerveza a presión

El mantenimiento/limpieza del equipo completo debe hacerse regularmente para asegurar el correcto funcionamiento del equipo y evitar olores y sabores indeseados en la cerveza generados por una posible contaminación bacteriana. 

La frecuencia de limpieza depende: 

  • Del grado de refrigeración de los diferentes componentes. 
  • De la rotación de la cerveza. 
  • Del tipo de cerveza. 

En España este mantenimiento es responsabilidad de los propios fabricantes, quienes establecen sus periodos en función de sus criterios de calidad. El hostelero debe responsabilizarse únicamente de la limpieza exterior de los componentes (columna, bandeja…). 

Las instalaciones de cerveza a presión de Hijos de Rivera se someten a entre cuatro y cinco mantenimientos preventivos anuales que son realizados por nuestros servicios técnicos oficiales. Esta frecuencia está adapta a las propiedades de las cervezas y a las características de los componentes utilizados en el montaje de las instalaciones (máxima refrigeración).