La temperatura de servicio

La temperatura de servicio varía en función del estilo y características de la cerveza. Independientemente de esto, es importante ajustarse a las recomendaciones de cada fabricante para disfrutar al máximo de su aroma y sabor. 

Como norma general: las cervezas menos complejas y con menos volumen de alcohol se beben más frías que aquellas que presentan una mayor complejidad y mayor volumen de alcohol. 

En cualquier caso, las cervezas no deben beberse calientes, pero tampoco próximas al punto de congelación. 

La temperatura de servicio de las cervezas de Hijos de Rivera: