Las respuestas que se aportan a continuación podrían variar a medida que se vayan acordando nuevas medidas normativas específicas sobre esta cuestión.

NUEVAS MEDIDAS SOCIALES EN DEFENSA DEL EMPLEO

Real Decreto-ley 18/2020, de 12 de mayo de 2020

  1. ¿Qué se entiende por ERTE de fuerza mayor TOTAL?

El ERTE de fuerza mayor TOTAL es en el que se encuentran aquellas empresas/entidades que estuvieran afectadas por las causas referidas en dicho precepto que impidan el reinicio de su actividad, mientras duren las mismas y no más allá del 30 de junio de 2020.

  • ¿Qué se entiende por ERTE de fuerza mayor PARCIAL?

El ERTE de fuerza mayor PARCIAL es en el que se encuentran aquellas empresas/entidades que pueden recuperar parcialmente su actividad, y hasta el 30 de junio de 2020.

Estas empresas deberán reincorporar a los trabajadores afectados en la medida necesaria para el desarrollo de su actividad, primando los ajustes en términos de reducción de jornada.

  • ¿Cuánto puede durar un ERTE de fuerza mayor?

En un primer momento, los expedientes temporales de fuerza mayor se vincularon al estado de alarma, de manera que el fin de la situación de excepcionalidad implicaba que los ERTE perdieran su vigencia y, por ende, que las plantillas se reincorporasen. Sin embargo, esta nueva medida desliga la declaración del estado de alarma de los ERTE por fuerza mayor y extiende la duración de los mismos al 30 de junio de 2020.

  • ¿Hasta cuándo estarán en vigor las prestaciones de desempleo para los trabajadores afectados en ERTEs.

Las prestaciones por desempleo asociadas a los ERTEs, que se conceden sin necesidad de cumplir el periodo de carencia, se mantendrán hasta el 30 de junio, salvo las de los fijos-discontinuos, que serán de aplicación hasta el 31 de diciembre.

  • ¿Qué bonificaciones tienen en las cuotas sociales las empresas/entidades en ERTE por fuerza mayor TOTAL?

En el caso de ERTE por fuerza mayor TOTAL se mantiene las bonificaciones que se están realizando hasta el momento:

  • Menos de 50 trabajadores, o asimilados en situación de alta en la SS a 29 de febrero de 2020: Exoneración de las cotizaciones devengadas en los meses de mayo y junio de 2020 del abono de la aportación empresarial, así como de las cuotas por conceptos de recaudación conjunta.
  • 50 o más trabajadores, o asimilados, en situación de alta en la SS a 29 de febrero de 2020: la exoneración de cotizar alcanzará al 75% de la aportación empresarial.
  • ¿Qué bonificaciones tienen en las cuotas sociales las empresas/entidades en ERTE por fuerza mayor PARCIAL?

Se disminuyen las reducciones de cuotas de las que se beneficiaron durante marzo y abril a las empresas acogidas a los ERTEs parciales. Con el nuevo Real Decreto-Ley la bonificación del 100% desaparece para estos ERTEs y el descuento es mayor si el trabajador se ha reincorporado, ya que se pretende incentivar el retorno a la actividad, quedando dichas bonificación en las cuotas de siguiente modo:

  1. Personas trabajadoras que reinicien su actividad a partir de la fecha de efectos de la renuncia y de los periodos y porcentajes de jornada trabajados desde ese reinicio:
  • Menos de 50 trabajadores, o asimilados, en situación de alta en la SS a 29 de febrero de 2020: mayo 85% de la aportación empresarial devengada en mayo de 2020 y el 70% de la aportación empresarial devengada en junio de 2020.
  • 50 o más trabajadores, o asimilados, en situación de alta en la SS a 29 de febrero de 2020: la exención alcanzará el 60% de la aportación empresarial devengada en mayo de 2020 y el 45% de la aportación empresarial devengada en junio de 2020.
  • Personas trabajadoras que continúen con sus actividades suspendidas a partir de la fecha efectos de la renuncia y de los periodos y % de jornada afectados por la suspensión:
  • Menos de 50 trabajadores, o asimilados, a 29 de febrero de 2020: la exención alcanzará el 60% de la aportación empresarial devengada en mayo de 2020 y el 45% de la aportación empresarial devengada en junio de 2020.
  • 50 o más trabajadores, o asimilados, en situación de alta en la SS a 29 de febrero de 2020: La exención alcanzará el 45% de la aportación empresarial devengada en mayo de 2020 y el 30% de la aportación empresarial devengada en junio de 2020. En este caso, la exoneración se aplicará al abono de la aportación empresarial, así como a las cuotas por conceptos de recaudación conjunta.
  • ¿Cómo se aplicarán estás exoneraciones en la cotización?

Las exenciones en la cotización se aplicarán por la TGSS a instancia de la empresa, previa comunicación sobre la situación de fuerza mayor TOTAL o PARCIAL, así como de la identificación de las personas trabajadoras afectadas y periodo de suspensión o reducción de jornada.

Para que las exenciones resulten de aplicación la empresa debe comunicar a la Tesorería General de la Seguridad Social que se encuentra:

1. En situación de fuerza mayor total derivada del COVID-19 por estar afectada por las causas referidas en el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020 que impidan el reinicio de su actividad, o

2. En situación de fuerza mayor parcial derivada del COVID-19 desde el momento en el que las causas reflejadas en el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020 permitan la recuperación parcial de su actividad.

Esta comunicación se realizará mediante una declaración responsable en la que concurren las siguientes circunstancias:

a) Debe presentarse a través del Sistema RED, y

b) Debe presentarse respecto de cada código de cuenta de cotización en el que figuren de alta, a 13/05/2020, personas trabajadoras con suspensión de su contrato de trabajo o con reducción de jornada conforme a lo establecido en el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020, es decir, personas trabajadoras respecto de las que haya comunicado previamente los valores V, W o X en el campo TIPO DE INACTIVIDAD, y

c) Debe presentarse antes de solicitar el cálculo de la liquidación de cuotas correspondiente.

  • ¿Cuándo se puede tramitar un ETOP si la empresa está en un ERTE por fuerza mayor?

En lo que respecta a los ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas y productivas (ETOP), estos pueden iniciarse durante la vigencia de los de fuerza mayor.  Si un ERTE por causa ETOP se produce tras la finalización de uno por causa de fuerza mayor se retrotraen sus efectos a la fecha de finalización de éste. Por otro lado, los ERTEs por causas ETOP vigentes a la fecha de entrada en vigor de este Real Decreto-ley mantienen su vigencia hasta la fecha prevista en la comunicación final de la empresa.

  • ¿Sigue existiendo la obligación de salvaguardar el empleo?

Se mantiene la prohibición de despedir por fuerza mayor o causas objetiva hasta el 30 de junio.

En lo que respecta al compromiso de mantenimiento del empleo, se modifica flexibilizando dicha obligación a las empresas que se hubieran acogido a un ERTE:

  • Este compromiso se limita a las personas afectadas por expedientes de regulación de empleo de fuerza mayor. 
  • El compromiso de empleo se extiende a seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad, entendiendo por tal la reincorporación al trabajo efectivo de personas afectadas por el expediente, aun cuando esta sea parcial o sólo afecte a parte de la plantilla. 
  • No se considerará incumplido dicho compromiso cuando el contrato de trabajo se extinga por despido disciplinario declarado como procedente, dimisión, muerte, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez de la persona trabajadora, ni por el fin del llamamiento de las personas con contrato fijo-discontinuo, cuando este no suponga un despido sino una interrupción del mismo.
  • En el caso de contratos temporales el compromiso de mantenimiento del empleo no se entenderá incumplido cuando el contrato se extinga por expiración del tiempo convenido o la realización de la obra o servicio que constituye su objeto o cuando no pueda realizarse de forma inmediata la actividad objeto de contratación. 
  • El compromiso de mantenimiento de empleo se valorará en atención a las características específicas de los distintos sectores y la normativa aplicable, teniendo en cuenta, las especificidades de aquellas empresas que presentan una alta variabilidad o estacionalidad del empleo. 
  • No resultará de aplicación el compromiso de mantenimiento del empleo en aquellas empresas en las que concurra un riesgo de concurso de acreedores en los términos del artículo 5.2 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal. 
  • Las empresas que incumplan este compromiso deberán reintegrar la totalidad del importe de las cotizaciones de cuyo pago resultaron exoneradas, con el recargo y los intereses de demora correspondientes, según lo establecido en las normas recaudatorias en materia de Seguridad Social, previas actuaciones al efecto de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que acredite el incumplimiento y determine las cantidades a reintegrar.
  1. ¿En qué sectores se puede aplicar un ERTE por fuerza mayor?

En sectores afectados por la declaración del Estado de Alarma y el COVID-19. Por ejemplo, en casos de suspensión o cancelación de actividades o cierre temporal de locales de afluencia pública.

  1. En caso de tener que aplicar un ERTE, ¿cómo hay que remitir la información para que los empleados cobren el paro?

A través de la página Web del SEPE, en el espacio COVID-19/Información para Empresas y siga las instrucciones para la remisión de la información por los empleadores sobre los trabajadores afectados por ERTE, sea por fuerza mayor o por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, y ya sea por suspensión de la relación laboral o por reducción de la jornada de trabajo.

  1. ¿Se pagará desempleo a todos los trabajadores del ERTE?

Sí, todos los afectados podrán cobrar la prestación por desempleo, aunque no hayan cotizado el periodo mínimo requerido para ello.

  1. Una vez que la autoridad laboral ha aprobado el ERTE, ¿se puede comunicar al SEPE el listado de los trabajadores afectados?

Se puede remitir al SEPE el documento en formato Excel según la plantilla que se ha colgado en la página www.sepe.es para la concesión de las prestaciones a los trabajadores. Asimismo, se deberán remitir los certificados de empresa de los trabajadores por el procedimiento de certific@2.

De hecho, una vez que iniciado el procedimiento ante la autoridad laboral, aunque no haya recibido la resolución aprobatoria se podría ir remitiendo el listado de trabajadores afectados para la solicitud colectiva de la prestación y los certificados de empresa individuales. No obstante, si la autoridad laboral denegara el ERTE, los documentos no tendrían efecto y los trabajadores no podrían percibir la prestación.

  1. ¿Existe un número mínimo de plantilla sobre la que se pueda hacer un ERTE por COVID-19?

No hay limitaciones al número mínimo de trabajadores que debe tener la empresa para acogerse a estas medidas.

  1. En el caso de la interrupción de la actividad de los trabajadores fijos discontinuos ¿se ha de remitir al SEPE la petición colectiva para que esos trabajadores cobren el paro?

Si los trabajadores fijos discontinuos están dentro de un ERTE de fuerza mayor o de causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, se incluirán en la solicitud colectiva. Si la empresa no ha presentado un ERTE ante la autoridad laboral, cada trabajador deberá solicitar su prestación individualmente.

  1. ¿Desde cuándo se aplica el ERTE por fuerza mayor y hasta cuándo?

Desde el primer día en que cada trabajador vea suspendida su relación laboral o reducida su jornada de trabajo -la cual puede retrotraerse al hecho causan de la fuerza mayor- hasta que duren las causas que impidan el reinicio de su actividad, mientras duren las mismas y en ningún caso más allá del 30 de junio de 2020.

  1. ¿Desde cuándo se aplica el ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción y hasta cuándo?

Las fechas de inicio y de finalización serán las decididas por el empresario (con o sin acuerdo con los trabajadores) y podrán afectar de manera distinta a cada trabajador dependiendo de la actividad residual de la empresa.

Su tramitación podrá iniciarse durante la vigencia del ERTE por fuerza mayor. Cuando el ERTE por causas objetivas se inicie tras la finalización de un ERTE por fuerza mayor, la fecha de efectos se retrotraerá a la fecha de finalización de aquél.

  1. ¿Qué ocurre con los trabajadores que en la fecha de inicio del ERTE se encuentren en situación de incapacidad temporal o que tengan suspendido su contrato por cualquier causa?

Aquellos trabajadores que se encuentren en situación de incapacidad temporal (IT) o de maternidad o paternidad, y que sean incluidos en un procedimiento de regulación de empleo de suspensión o reducción de jornada, no le afectarán sus medidas hasta que presente el alta médica o finalice el periodo de descanso por maternidad o el permiso por paternidad.

  1. 19.  Todos los trabajadores de mi empresa están acogidos a un ERTE por fuerza mayor, ¿puedo dar de alta a todos o a parte de ellos antes de que acabe el Estado de Alarma o, en su caso, antes de que se levante la suspensión de la actividad de hostelería sin que esta decisión afecte a la calificación del ERTE de fuerza mayor?

Sí, se puede dar de alta a los trabajadores afectados por un ERTE por causa de fuerza mayor antes de que se levante la suspensión de la actividad, sin que esta decisión afecte a la calificación del ERTE de fuerza mayor. En caso de iniciar la actividad el ERTE pasa a ser ERTE fuerza mayor PARCIAL.

Dicha desafección se puede realizar de manera parcial (parte de la plantilla) o total (toda la plantilla).

Las empresas/entidades deberá comunicar la renuncia total al ERTE por fuerza mayor a la autoridad laboral en el plazo de 15 días desde su fecha de efectos, y al Servicio Público de Empleo Estatal con carácter previo. En el caso de renuncia parcial deberá señalarse el número de personas afectadas o el porcentaje de actividad parcial de su jornada individual que les permitirá la reincorporación.

Sí, a través de un nuevo ERTE por fuerza mayor – si concurren todavía las circunstancias para ello – o, tramitando un ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción (ETOP).

En este último caso, la tramitación de estos expedientes podrá iniciarse mientras esté vigente un ERTE por fuerza mayor. Cuando el ERTE ETOP se inicie tras la finalización de un ERTE por fuerza mayor, la fecha de efectos de aquél se retrotraerá a la fecha de finalización de éste.

No, no es posible contratar a nuevos trabajadores mientras que la plantilla se encuentra afectada por un ERTE.

No se considerará incumplido dicho compromiso concurra un riesgo de concurso de acreedores.

Sin perjuicio de tramitar un ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción (ETOP), se podrá recurrir frente a la denegación del ERTE por causa fuerza mayor a través de un recurso de alzada en el plazo de un mes a partir del día siguiente a su notificación, de conformidad con lo establecido en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

Además, frente a una eventual desestimación del recurso de alzada, se podrá interponer demanda ante el Juzgado de lo Social correspondiente.

En este caso, dependerá si la actividad es obligada al cierre o no. Si es una actividad obligada al cierre no tendrá que renunciar a la prestación, sin embargo, si no es obligada al cierre y pidió la prestación en el mes de abril, la facturación no podrá superar el 75%.

Sí, es posible, pues si existen colectivos vinculados a fuerza mayor se presentará para esos colectivos un ERTE por fuerza mayor. Por el contrario, si hay líneas de negocio que se han visto afectadas pero no es posible probar la fuerza mayor, habrá que presentar un ETOP.

  • ¿Puedo afectar a trabajadores en el ERTE a los que inicialmente no incluí?

Sí, para caso del ERTE por causa de fuerza mayor. En ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción (ETOP) no es posible afectar posteriormente a más personas, es decir, después de adoptada la medida no se podrá ampliar.

  • En los ERTE tanto por fuerza mayor como por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción (ETOP), ¿qué duración se puede establecer para las medidas suspensivas?

Si el expediente se autoriza por fuerza mayor no se pueden prolongar más allá del 30 de junio de 2020.

Si estamos ante un ETOP, la duración será la pactada en el período de consultas, que puede ser superior a las medidas gubernativas, o la que la empresa haya propuesto en su proposición inicial si finalmente no hay acuerdo.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE PRESTACIÓN EXTRAORDINARIA POR CESE DE ACTIVIDAD PARA AUTÓNOMOS

  • ¿Quién puede solicitar la prestación extraordinaria para autónomos?

Los trabajadores por cuenta propia afectados por el cierre de negocios debido a la declaración del estado de alarma o cuya facturación en el mes caiga un 75% respecto a la media mensual del semestre anterior.

  • ¿A cuánto asciende la prestación extraordinaria?

Es equivalente al 70% de la base reguladora. Si se ha cotizado durante al menos 12 meses, el importe es el 70% de la base reguladora, pero si se ha cotizado por menos tiempo, tendrá el derecho al 70% de la base mínima de cotización del colectivo al que pertenezca el trabajador.

  • ¿Durante cuánto se puede percibir la prestación extraordinaria?

Hasta el último día del mes en que finalice el Estado de Alarma.

  • ¿Es necesario un periodo mínimo de cotización para solicitar la prestación?

No, no es necesario cumplir el periodo mínimo de cotización, solo es necesario estar de alta en alguno de los regímenes de la Seguridad Social y estar al corriente de pago de las cotizaciones sociales (quien no esté al día con los pagos podrá ingresar las cuotas debidas en un plazo de 30 días y a partir de ahí se podrá acceder a esta prestación). Quien acceda a ella no solo cobrará la prestación sino que además no pagará las cotizaciones que le correspondería pagar y se le computará como si hubiera cotizado.

  • ¿Pueden solicitar la prestación los autónomos con trabajadores a su cargo?

Sí, siempre que hayan tenido que cerrar por la declaración del estado de alarma o hayan visto caer su facturación un 75% pueden presentar un ERTE para sus trabajadores y solicitar la prestación extraordinaria.

En este último caso la solicitud se acompañará de la información contable que lo justifique (los autónomos que no estén obligados a llevar los libros que acreditan el volumen de actividad, deberán acreditar la reducción al menos del 75% exigida por cualquier medio de prueba admitido en derecho).

  • ¿Qué ocurre con los negocios que no están obligados a cerrar? ¿Pueden acceder a la prestación extraordinaria?

Sí, siempre y cuando acrediten una caída de la facturación del 75% en relación con la media efectuada en el semestre natural anterior a la declaración del estado de alarma.

  • En caso de pluriactividad, ¿se puede acceder a la prestación?

Sí, siempre y cuando no se cobre ninguna otra prestación.

  • ¿Se puede pedir un aplazamiento de las cotizaciones del mes de marzo?

Sí. Se puede pedir aplazamiento de la parte de cuota que tenga que abonar.

  • ¿La suspensión de los plazos implica que no se deba cotizar?

No, no implica que no se deba cotizar, ya que la liquidación y cotización están exceptuadas de la suspensión de los plazos, por lo que las empresas y los trabajadores deben cotizar como han venido haciendo hasta el momento. No obstante, los trabajadores que se acojan a la prestación por cese de actividad, no tendrán la obligación de cotizar.

  • ¿Puede un trabajador autónomo que ha finalizado un periodo de baja pero que no puede retomar la actividad por el COVID-19 solicitar la prestación extraordinaria por el cese de la actividad?

Sí, se deberá justificar al solicitar la prestación ante la mutua que la actividad no se puede realizar debido a esta situación excepcional. La prestación será de un mes de duración, (prorrogable si se prorroga la situación excepcional). Si no se está adscrito a una mutua, se presentará una solicitud en el SEPE.

  • ¿Es posible compaginar una prestación por ERTE con la prestación por cese de actividad como autónomo?

Si en ese momento se estaba realizando un trabajo por cuenta propia, no se puede acceder a la prestación por desempleo. Ambas prestaciones son incompatibles por lo que si se hubiera causado baja en la seguridad social como autónomo el mismo día en que se suspende el contrato o se reducida la jornada de trabajo, habrá que optar por una u otra prestación.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LA LINEA DE AVALES PÚBLICOS

  • ¿Qué es un préstamo ICO?

Las Líneas ICO son líneas de financiación con las que el Instituto de Crédito Oficial facilita fondos con la intermediación de las entidades de crédito.

 

40. ¿ A quién va dirigido?

A los autónomos y empresas que tengan domicilio social en España y se hayan visto afectados por los efectos económicos del Covid-19 para atender a pagos de salarios, facturas, necesidad de circulante u otras necesidades de liquidez incluyendo las derivadas de vencimientos de obligaciones financieras o tributarias.

Quedan excluidas las unificaciones y reestructuraciones de préstamos, así como la cancelación o amortización anticipada de deudas preexistentes.

  • ¿Dónde se puede solicitar la financiación?

Los principales bancos están ya tramitando solicitudes y se están adhiriendo nuevas entidades.  

  • ¿Qué documentación debo presentar a la entidad financiera?

No está determinado por la norma. Consulta con la entidad financiera. Además de la información contable puede ser relevante acompañar la información de algún tipo de justificación documental del impacto de la crisis sobre la actividad del solicitante.  

  • ¿Están obligadas las entidades a conceder el préstamo?

Cada entidad puede aceptar o denegar las operaciones según sus criterios de riesgo internos. Si se rechaza por una entidad el cliente puede intentarlo en otra.

El tipo de interés lo fijará el banco según sus propias condiciones no siendo superior al tipo de interés que venía ofreciendo hasta la fecha. La entidad no podrá exigir al autónomo o a la empresa que contrate ningún otro producto o servicio adicional.

  • ¿Cuál es el plazo de solicitud de los avales?

Las entidades financieras pueden solicitar el aval desde el 6 de abril de 2020 para los préstamos y operaciones suscritas con autónomos y empresas formalizados o renovados a partir del 18 de marzo de 2020 y hasta el 30 de diciembre de 2020.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE MORATORIA HIPOTECARIA

Permite aplaar los pagos de la hipoteca durante tres meses desde la solicitud del deudor.

  • ¿Sobre qué inmuebles se aplica la moratoria hipotecaria?

Los préstamos o créditos garantizados con hipoteca inmobiliaria y destinados a la adquisición de:

  • la vivienda habitual; 
  • inmuebles afectos a la actividad económica que desarrollen empresarios y profesionales que sufran una pérdida sustancial de sus ingresos o una caída sustancial en su facturación de al menos un 40%;
  • viviendas distintas a la habitual en situación de alquiler para las que el deudor hipotecario persona física, propietario y arrendador de dichas viviendas, haya dejado de percibir la renta arrendaticia desde la entrada en vigor del estado de alarma o deje de percibirla hasta un mes después de la finalización del estado de alarma.
  • ¿Quién se puede beneficiar de la moratoria hipotecaria?

Los deudores en situación de vulnerabilidad: trabajadores o autónomos que se encuentren dentro de determinados parámetros económicos y familiares:

  • Que el deudor hipotecario pase a estar en situación de desempleo o, en caso de ser empresario o profesional, sufra una pérdida sustancial de sus ingresos o una caída sustancial de sus ventas (al menos un 40%).
  • Que los ingresos de los miembros de la unidad familiar no superen, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria el límite de 3 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM; Para el año 2020, el IPREM mensual es de 537,84 EUR). Este límite se incrementará en 0,1 veces por cada hijo a cargo (o en 0,15 veces si la unidad familiar es monoparental) o por cada persona mayor de 65 años que sea miembro de la unidad familiar. El límite subirá a 4 veces el IPREM si la familia tiene un miembro con discapacidad superior al 33%, dependencia o enfermedad que le incapacite, o a 5 veces el IPREM si la persona a cargo tiene parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual, entre otros supuestos.
  • Que la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos (suministros de electricidad, gas, gasoil para calefacción, agua corriente, de los servicios de telecomunicación fija y móvil, y las contribuciones a la comunidad de propietarios), resulte superior o igual al 35 % de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.
  • Que, como consecuencia de la crisis sanitaria, se haya producido una alteración significativa de las circunstancias económicas de la unidad familiar en términos de esfuerzo de acceso a la vivienda, lo que pasará si el esfuerzo que supone la carga hipotecaria en los ingresos del hogar (entendida como la suma de las cuotas hipotecarias de los bienes inmuebles sujetos a la Moratoria sobre la renta familiar) se haya multiplicado, al menos, por 1,3.

El interesado debe dirigirse a la entidad de crédito con la que tiene suscrita la hipoteca, y presentar la solicitud con una serie de documentos que acrediten que cumple con los requisitos (si no pudiese aportar alguno de los documentos debido a la situación excepcional puede sustituirlos mediante una declaración responsable que incluya la justificación expresa de los motivos que le impiden la aportación, debiendo en todo caso aportarlos en el plazo de un mes).

  • ¿Hasta cuándo se puede solicitar?

La solicitud se podrá presentar hasta un mes después desde que se decrete la finalización del estado de alarma.

Presentada la solicitud, el banco tendrá un plazo de 15 días para implementarla.

  • ¿Qué implica la moratoria?

Durante la moratoria el banco no podrá exigir el pago de la cuota hipotecaria, ni de ninguno de los conceptos que la integran (amortización del capital o pago de intereses), ni íntegramente, ni en un porcentaje. Tampoco se devengarán intereses.

La entidad tampoco podrá aplicar la cláusula de vencimiento anticipado.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE AYUDAS EN MATERIA DE ARRENDAMIENTOS DE VIVIENDA HABITUAL

  • ¿Qué es?

Programa de ayudas para atender a las obligaciones de pago de las rentas o la devolución de las ayudas transitorias de financiación a las que tengan acceso como consecuencia del COVID-19. La cuantía de estas ayudas podrá alcanzar los 900 euros al mes y el 100% de la renta arrendaticia o, en su caso, el 100% del principal e intereses del préstamo que eventualmente se suscriba para el pago de la renta de la vivienda habitual.

  • ¿Quién se puede beneficiar?

Arrendatarios de vivienda habitual que se encuentren en situaciones de vulnerabilidad, esto es:

  • La persona obligada al pago de la renta pase a estar en situación de desempleo, se vea afectada por un ERTE o haya reducido su jornada por motivo de cuidados, en caso de ser empresario, u otras circunstancias similares que supongan una pérdida de ingresos que provoque que el conjunto de los ingresos de la unidad familiar en el mes anterior a la solicitud de la moratoria sea inferior a los siguientes múltiplos del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual:
    • Que los ingresos de los miembros de la unidad familiar no superen, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria el límite de 3 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM; Para el año 2020, el IPREM mensual es de 537,84 EUR). Este límite se incrementará en 0,1 veces por cada hijo a cargo (o en 0,15 veces si la unidad familiar es monoparental) o por cada persona mayor de 65 años que sea miembro de la unidad familiar. El límite subirá a 4 veces el IPREM si la familia tiene un miembro con discapacidad superior al 33%, dependencia o enfermedad que le incapacite, o a 5 veces el IPREM si la persona a cargo tiene parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual, entre otros supuestos.
    • Que la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos (suministros de electricidad, gas, gasoil para calefacción, agua corriente, de los servicios de telecomunicación fija y móvil, y las contribuciones a la comunidad de propietarios), resulte superior o igual al 35 % de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.

No se cumplen las condiciones de vulnerabilidad cuando el arrendatario, o cualquiera de las personas que componen la unidad familiar, sea propietario o usufructuario de alguna vivienda en España salvo que (i) la haya obtenido por herencia y únicamente sobre una parte alícuota o (ii) se acredite la no disponibilidad de la vivienda por separación o divorcio, por causas ajenas a su voluntad o cuando la vivienda resulte inaccesible por razón de discapacidad de su titular o de algún miembro de la unidad familiar.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE AYUDAS EN MATERIA DE ARRENDAMIENTOS DE DISTINTOS DE VIVIENDA HABITUAL CUANDO EL ARRENDADOR ES EMPRESA PÚBLICA O UN GRAN TENEDOR

  • ¿En qué consiste la ayuda?

Aplazamiento obligatorio y automático en el pago de la renta, previa solicitud del inquilino al arrendador.

El aplazamiento no conlleva penalización ni devengo de intereses, y se efectuará mediante el fraccionamiento de las rentas pendientes en un plazo de dos años, a pagar siempre dentro del plazo de vigencia del contrato, y ello a partir de la siguiente renta una vez que se supere la situación o finalice el plazo máximo de 4 meses de prórrogas.

  • ¿Qué es un gran tenedor?

Una persona física/jurídica, titular de más de 10 inmuebles urbanos (excluyendo garajes y trasteros) o una superficie de más de 1.500 m2, siempre que no se hubiera alcanzado ya un acuerdo en la moratoria o en la reducción entre las partes.

  • ¿Cuál es el plazo para solicitarlo?

1 mes desde el 23/04/2020.

  • ¿Cuánto dura esta medida?

Durante el periodo que dure el Estado de Alarma con sus prórrogas. Si fuera insuficiente, podrá prorrogarse hasta un máximo de 4 meses más, prorrogables de uno en uno.

  • ¿Quién se puede beneficiar de estas medidas?

El arrendamiento ha de estar afecto a la actividad desarrollada por autónomos o pymes que cumplan los siguientes requisitos:

  1. Autónomos:
  • Estar afiliado y en situación de alta (regímenes que se indican), en la fecha de declaración del estado de alarma;
  • Que su actividad esté suspendida como consecuencia del Estado de Alarma, acreditando la reducción de la facturación en, al menos, un 75% respecto al mes anterior;
  • Cuando no sea una actividad directamente suspendida, acreditar la reducción de la facturación en, al menos, un 75% durante el mes anterior a la solicitud del aplazamiento, en relación con la facturación media mensual del trimestre al que pertenece dicho mes durante el ejercicio anterior.
  • PYMES:
  • No superar los siguientes límites: a) Que el total de las partidas del activo no supere los 4 millones de euros; b) Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los 8 millones de euros; c) Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a 50.
  • Que su actividad suspendida por el Estado de Alarma
  • Cuando no sea una actividad directamente suspendida, acreditar la reducción de la facturación en, al menos, un 75% durante el mes anterior a la solicitud del aplazamiento, en relación con la facturación media mensual del trimestre al que pertenece dicho mes durante el ejercicio anterior.
  • ¿Cómo se acreditan estos requisitos?
  • Suspensión de la actividad: Certificado de la AEAT o el órgano competente de la CCAA.
  • Reducción de la actividad: Declaración responsable, con posibilidad de ser requerido para su acreditación con libros contables.
  • ¿Qué pasa si se solicitan indebidamente estas ayudas?

El beneficiario será responsable de los daños y perjuicios que se hayan podido producir y de todos los gastos generados, sin perjuicio de cualquier otra responsabilidad (ej. penal).

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE AYUDAS EN MATERIA DE ARRENDAMIENTOS DE DISTINTOS DE VIVIENDA HABITUAL CUANDO EL ARRENDADOR SEA DISTINTO DE LOS ANTERIORES

  • ¿En qué consiste la ayuda?

Posibilidad de solicitar por el inquilino el aplazamiento no obligatorio en el pago de la renta, temporal y extraordinario, cuando el arrendador no sea una empresa o entidad pública, o un gran tenedor, siempre que no se hubiera alcanzado ya un acuerdo en el aplazamiento o en la rebaja entre las partes.

En este caso, se podrá disponer libremente de la fianza para el pago total o parcial de alguna mensualidad (deberá reponerse la fianza en el plazo de 1 año desde la celebración del acuerdo o en el plazo de vigencia del contrato, si este fuera inferior a 1 año).

  • Plazo solicitud:

1 mes desde el 23/04/2020.

  • ¿Quién se puede beneficiar de estas medidas?

El arrendamiento ha de estar afecto a la actividad desarrollada por autónomos o pymes que cumplan los siguientes requisitos:

  1. Autónomos:
  • Estar afiliado y en situación de alta (regímenes que se indican), en la fecha de declaración del estado de alarma;
  • Que su actividad esté suspendida como consecuencia del Estado de Alarma, acreditando la reducción de la facturación en, al menos, un 75% respecto al mes anterior;
  • Cuando no sea una actividad directamente suspendida, acreditar la reducción de la facturación en, al menos, un 75% durante el mes anterior a la solicitud del aplazamiento, en relación con la facturación media mensual del trimestre al que pertenece dicho mes durante el ejercicio anterior.
  • PYMES:
  • No superar los siguientes límites: a) Que el total de las partidas del activo no supere los 4 millones de euros; b) Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los 8 millones de euros; c) Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a 50.
  • Que su actividad suspendida por el Estado de Alarma
  • Cuando no sea una actividad directamente suspendida, acreditar la reducción de la facturación en, al menos, un 75% durante el mes anterior a la solicitud del aplazamiento, en relación con la facturación media mensual del trimestre al que pertenece dicho mes durante el ejercicio anterior.
  • ¿Cómo se acreditan estos requisitos?
  • Suspensión de la actividad: Certificado de la AEAT o el órgano competente de la CCAA.
  • Reducción de la actividad: Declaración responsable, con posibilidad de ser requerido para su acreditación con libros contables.
  • ¿Qué pasa si se solicitan indebidamente estas ayudas?

El beneficiario será responsable de los daños y perjuicios que se hayan podido producir y de todos los gastos generados, sin perjuicio de cualquier otra responsabilidad (ej. penal).

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LAS MEDIDAS TRIBUTARIAS

Nos remitimos a la información que figura en la página web de la Agencia Tributaria

https://www.agenciatributaria.es/AEAT.internet/Inicio/La_Agencia_Tributaria/Campanas/_Campanas_/Medidas_Tributarias_COVID_19/Plazos/Preguntas_frecuentes/Preguntas_generales/Preguntas_generales.shtml

La presente publicación se ofrece con carácter meramente informativo y no constituye asesoramiento jurídico de HIJOS DE RIVERA, S.A.U