Principios básicos del maridaje

Es cierto que el maridaje y armonía entre la cerveza y los diferentes platos viene marcada por los gustos personales de cada individuo, ya que no hay una fórmula exacta para combinar las características de un plato con los sabores de una cerveza. 

A pesar de ello, sí se pueden establecer unas pautas básicas y generales a partir de las cuales comenzar a construir un maridaje. 

Los aspectos tener en cuenta en estas pautas básicas son dos: el equilibrio y el diálogo. 

Equilibrio 

Para lograr el equilibrio perseguido tienen que seguirse dos normas básicas: 

  • La cerveza y el plato deben presentar fuerzas semejantes en peso e intensidad. 
  • Las combinaciones deben servirse desde la más delicadas a las mas robustas. 

Las propiedades sensoriales de la cerveza (acidez, amargor, carbonatación, etc.) cortan la untuosidad del plato y preparan la boca para el próximo bocado. Es lo que se conoce como efecto corte. 

Diálogo 

Existen varias vías de comunicación entre una cerveza y un plato: 

  • La semejanza. 
  • La complementación. 
  • El contraste.