Siglo XX

A principios del S. XX los avances en la investigación bioquímica tienen gran repercusión en el ámbito cervecero. Se publican varios estudios científicos sobre los aspectos higiénico, fisiológico, nutricional y alimentario de la cerveza.

Estos descubrimientos abren la puerta a las cervecerías de nueva generación que se empiezan a ver en Europa a mediados de siglo.

En los EEUU el mundo de la cerveza se revoluciona:

En 1920, con la instauración de la Ley Seca, los fabricantes de cerveza comienzan a producir y comercializar cerveza con menos de 0,5% de alcohol, el máximo marcado por la Ley. Es el comienzo de la SIN moderna.

En 1935, Krueger lanza la primera cerveza envasada en lata. Aparece en una cervecería de Newark (New Jersey), que la comercializó como “Finest Beer”.

En 1950, la cerveza se comercializa por primera vez en barriles metálicos que permitían una mayor esterilización y una reducción de costes. En 1960 aparecen los actuales barriles de cerveza a presión.

En 1967, la Rheingold Brewing Company introduce la primera cerveza light con bajo contenido en calorías: “Gablinger’s Diet Beer”.

Mención aparte merece la “revolución craft” estadounidense. En 1979 se legaliza en este país la fabricación de cerveza en casa. Esta es la semilla de un cambio que transformó el panorama cervecero mundial.

Aficionados a la cerveza pasan de elaborarla en casa a montar pequeñas fábricas donde comienzan a comercializarla. Cervezas inspiradas en estilos británicos, pero con mayor intensidad sensorial y empleando materias primas locales (como los lúpulos americanos). Esta revolución llega en las siguientes décadas a Europa y al mundo.